RSS

LA PROPAGANDA NEGRA DE LAS FARC

11 Feb

LA PROPAGANDA NEGRA DE LAS FARCCon el gastado titular de que en Colombia los militares hacen lo que les da la gana, Juan Diego Restrepo E., quien se identifica como profesor universitario y periodista, lanza toda una diatriba ideológica contra la institución castrense mostrándola ni más, ni menos, como la única responsable por los años de violencia que ha vivido Colombia y advierte apocalípticamente: Un poder en la sombra son aquellos sectores de las Fuerzas Militares que no se dejan subordinar. Su independencia podría afectar el futuro del proceso de paz con las Farc. (RESTREPO E., 2014)

Pretendiendo un dudoso análisis de la doctrina militar del Ejército Nacional, este supuesto profesor llega a la conclusión absurda de que hay sectores militares empeñados en torpedear el proceso de paz que se desarrolla en La Habana, porque obedecen a la tesis de que todo lo que sea de izquierda debe ser considerado un enemigo del establecimiento que tiene que ser combatido.

De esa manera conduce a quien le lea a la falsa certeza de que el Ejército colombiano tiene una política definida para mantener la guerra e impedir que nuevas fuerzas surgidas de la “insurgencia” puedan acceder a las vías democráticas para consolidar la paz en Colombia. Es el mismo gastado discurso que la narcoguerrilla utiliza desde sus inicios para justificar su violencia irracional como producto de la exclusión política.

Trayendo a colación el escándalo mediático creado por la Revista Semana sobre operaciones de inteligencia, surgido de informaciones filtradas desde algún estamento oficial, Restrepo dice que “El propósito de la obtención de inteligencia en la lucha de contrainsurgencia es el de determinar cuáles son los factores que impulsan a la insurgencia y proporcionar tal información a los comandantes para determinar la manera en que pueden atacarlos o mitigarlos. Siguiendo esa línea de reflexión, no me cabe duda que a los negociadores se les estaba escuchando con la intención de sabotear el proceso de paz” (RESTREPO E. Et.al)

Aquí se presenta el claro sofisma de toda afirmación desde el marxismo-leninismo, presentar una verdad para llegar a una falsa conclusión que confunda y cree duda para tratar de dividir a la sociedad y penetrar en ella. No cabe duda que el propósito que señala Restrepo de la inteligencia es recabar esa información, pero su conclusión es falsa: Inteligencia Militar no estaba “espiando”, ni requería hacerlo, a los negociadores de paz del gobierno y por el contrario, la presencia de un General del Ejército, en uso de retiro pero distinguido por su lucha contra el narcoterrorismo, como parte de ese equipo negociador indica que la institución castrense acompaña la decisión del gobierno de adelantar esos diálogos.

Nadie puede tener duda sobre la representación de esa doctrina militar en la persona del señor General (r) Jorge Enrique Mora Rangel, conductor de las victoriosas operaciones de recuperación del territorio del Caguán luego del fracaso de similar negociación emprendida por el gobierno de Andrés Pastrana Arango, y a quien precisamente sectores de la izquierda colombiana señalaran entonces como autor de dicho fracaso (LASILLAVACÍA, 2012), de tal manera que su presencia es garantía para los militares y para el pueblo colombiano. Su nombre no ha sido indubitado por ninguna organización representativa del personal de Oficiales, Suboficiales o Soldados de la reserva activa que le han manifestado, por el contrario, su total respaldo.

Hay que insistir, además, que ninguna necesidad tiene la institución castrense en espiar a los negociadores del gobierno, porque la posición de esos negociadores ha sido ampliamente socializada con los militares por el presidente y su equipo negociador y es el alto mando militar órgano de consulta permanente de la presidencia en materia de seguridad y defensa nacional.

Lo que debe colegirse de escritos como los de Juan Diego Restrepo y otros, presentados por las Farc en su página Anncol, además del intento de dividir la sociedad para obtener provecho política, toda una tarea de justificación de un eventual fracaso de los diálogos por su intención de imponer como requisito para la paz la adopción de un modelo socialista para Colombia conforme a su llamada Plataforma Bolivariana y un reconocimiento político y jurídico que las blinde frente a la responsabilidad que tienen por delitos de lesa humanidad, crímenes de guerra y solicitudes de extradición por narcotráfico; es decir, un indulto y amnistía que el gobierno colombiano como parte del Estatuto de Roma no puede conceder.

Ahora bien, las Farc disparan toda esa artillería de pseudoestudios académicos y jurídicos para tratar de frenar o entorpecer la acción de inteligencia de prevención y neutralización de los actos terroristas y de narcotráfico que siguen desarrollando en el país de la mano con las Bacrim, mediante los cuales buscan crear condiciones objetivas para un eventual control territorial integral de las llamadas zonas de reserva especiales, que es su objetivo fundamental en La Habana.

Para ellas es un triunfo ver como una irresponsable filtración a un medio de comunicación sobre operaciones de inteligencia genere un escándalo como el que ha rodeado a la llamada Operación Andrómeda, de tal manera que la acción política, a través de organismos legales, puede generarles aún mayor ganancia si la opinión pública se distrae en un juicio artificial al Ejército y descuida la naturaleza narcoterrorista de esa organización, logrando presentarse como inocentes víctimas del desalmado gobierno y reducir a sus víctimas al mero papel de efecto colateral por el cual debe responder el Estado.

Ahora bien, si la narcoguerrilla sostiene que no va a entregar, ni va a dejarlas ni a cambiarlas por votos, es apenas natural que el Estado y sus instituciones hagan inteligencia para saber que pretenden hacer con ellas una vez cese el conflicto, como es deber igualmente de anticiparse a la comisión de cualquier hecho criminal mientras duren las conversaciones en tanto la guerra ellos la mantienen.

 
2 comentarios

Publicado por en febrero 11, 2014 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “LA PROPAGANDA NEGRA DE LAS FARC

  1. Rosita Welcker

    febrero 11, 2014 at 8:19 pm

    ESTOS SON LOS ENMERMELADOS DE SANTOS ALIAS EL TRAIDOR VENDE PATRIA QUE HORROR COMO PUEDEN SALIR A DECIR QUE LA CULPA ES DE LOS MILITARES DE VERDAD QUE ESE HOMBRE CUANTO HABRA RECIBIDO DE LAS FARC Y DE SANTOS PARA ESTAR HABLANDO MAL DE LAS FFMM NO SENOR CAMPANA NACIONAL DE DESPRESTIGIO A LAS FFMM PUES YO INICIARE UNA EN FAVOR EL DIA 23 DE FEBRERO GRAN MARCHA DE APOYO A LAS FFMM Y A LOS MILITARES PRESOS POLITICOS YO POR MI NO ME DARIA Y NI SE SERVIRIA DE ESCOLTA A NINGUN COMUNISTA DE ESOS YO ESTOY POR LA RESISTENCIA PARA SACAR EL GOBIERNO VECINO Y LUCHANDO POR DOQUIER EN CONTRA DE ESA PESTE Y PLAGA CANCEROSA COMUNISTA .

     
  2. Martha Valenzuela

    julio 13, 2015 at 3:52 am

    pERO QUE TAL ESTE GUERRILLERO ATREVIDO, LAS FUERZAS MILITARES SON NUESTROS HÉROES, QUE SERIA DE NUESTRA PATRIA SIN ELLOS?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: