RSS

DOLOR EN LA INSTITUCIONALIDAD MILITAR

04 Mar

DOLOR EN LA INSTITUCIONALIDAD MILITAREso es lo que en estos momentos debe sentirse al interior de las filas del Ejército Nacional por una conducta punible desarrollada por algunos de sus miembros y que constituye un repudiable hecho de traición a la institucionalidad militar. Que miembros activos y retirados del Ejército se hayan confabulado para vender armas a organizaciones ilegales, armas que serán usadas contra las mismas tropas, es un delito que merece todo el repudio y condena, la exigencia de que contra los responsables caiga todo el peso de la ley.

Es un bálsamo al dolor que se siente el que los hechos hayan sido descubiertos por contrainteligencia de la institución y oportunamente denunciados ante la Fiscalía General, de donde nuevamente se tiene una filtración de información a medios de comunicación que los explotan indiscriminadamente para su beneficio comercial tratando de enlodar el buen nombre del Ejército y su credibilidad ante la sociedad y el mundo.

Llama la atención que en todas las “denuncias” que viene haciendo la revista Semana se vincule el nombre del TC (r) Robinson González, lo que prueba dos cosas: Una, alguien de la Fiscalía se lucra filtrando información reservada sobre la investigación penal adelantada contra el ex Oficial y dos: La insistencia en usar esa información sólo tiene como objeto causar daño moral e institucional al Ejército.

Nadie en sus cinco cabales puede atribuirle a un Oficial de este grado una capacidad de influencia en la institución tal que le permita manejar presupuestos, licitaciones, contratos y ahora tráfico de armas, mucho menos cuando se presentan como posibles coautores de los ilícitos a cuatro Suboficiales activos y cuatro retirados de la institución; la intención perversa es mostrar que en el Ejército no funciona ningún control interno, que anda al garete y cualquier puede aprovecharse para enriquecerse o hacer daño a la república.

Debe recordarse que en torno a este ex Oficial se han presentado los escándalos que causaron la salida del Magistrado Villarraga del Consejo Superior de la Judicatura y recientemente de la llamada a calificar servicios de cuatro Generales de la República por supuestas irregularidades en la contratación de la Aviación del Ejército; en torno al magistrado se tuvo una supuesta conversación para la adquisición de un arma y municiones y con relación a los señores Generales, conversación de Gonzáles del Rio con un presunto contratista para obtener favorecimientos en contratos de suministro de insumos y repuestos, en este caso no se probó siquiera un grado de responsabilidad por omisión de los Generales, ni se ha demostrado la materialización de la contratación señalada.

La vinculación del ex Oficial hace parte de una guerra mediática que la revista Semana inició desde hace tiempo contra las cárceles militares y en su afán de obtener la eliminación de estos centros de reclusión para que los soldados detenidos o condenados sean trasladados a centros carcelarios comunes, recurre ahora a señalar que González del Río tenía un régimen especial que le permitía seguir manejando una red de corrupción desde su sitio de reclusión, una Unidad Militar, generalizar para insistir en su cometido.

Confiamos en que el Ejército Nacional estará a la altura de su historia y estos hechos deshonrosos serán sancionados con la mayor severidad, se harán los ajustes necesarios para evitar cualquier repetición, y de este momento de dolor institucional se sobrepondrá como el ave fénix para ocupar el sitial de privilegio que nuestra historia le ha deparado.

Esperamos también que las autoridades competentes inicien las investigaciones pertinentes y se sancione ejemplarmente a quienes se lucran filtrando información que debe tener la reserva del sumario en investigaciones penales para obtener provecho económico o político en tanto buscan destruir moralmente a una institución democrática y legítima como es el Ejército Nacional de Colombia.

 
1 comentario

Publicado por en marzo 4, 2014 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “DOLOR EN LA INSTITUCIONALIDAD MILITAR

  1. retirado

    marzo 5, 2014 at 12:44 pm

    coca y mas coca que mas puede un personaje de esta calaña aportar a un disque proceso de paz pobre Colombia con sus gobernantes creyendo en buena voluntad de una manada de asesinos incontrolados, enfermos mentales

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: