RSS

UNA PAZ SIN CORTAPISAS

07 Abr

UNA PAZ SIN CORTAPISASResulta inaceptable el discurso de Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, terrorista que encabeza la delegación de las Farc en el proceso de La Habana; cargado de prepotencia y falsedades reclama una Comisión de la Verdad que justifique su atávica intención de mostrarse como víctimas del conflicto y no como causa del mismo desde hace 60 años cuando esgrimiendo la tesis de la “combinación de las formas de lucha” introducida por el PCC por órdenes de Moscú, en el afán del imperio soviético por dominar el planeta, convirtieron al país en un sangriento campo de batalla irregular.

Reconocer esa verdad sería un verdadero paso positivo para demostrar sus intenciones de paz, mientras sigan tergiversando la historia del conflicto y buscando acomodarla a su “verdad”, la paz seguirá siendo una utopía porque la falsedad y la mentira sólo podrán cimentar un proceso sin verdad, justicia y reparación para una sociedad victimizada sólo por el afán del poder político y ahora los intereses narcotraficantes que lo sustentan.

Los diferentes gobiernos y la sociedad entera han demostrado a lo largo de todos los fallidos procesos de búsqueda de solución política al conflicto la mejor de las voluntades, pero las Farc siempre se han negado al encuentro pretendiendo que otros son los culpables: el imperialismo, el capitalismo, la burguesía y las instituciones democráticas, cuando hay una aproximación siempre han encontrado una excusa para alejarse y echar por la borda el sueño de una paz real.

Es cierto que en Colombia, como en todos los países del mundo, hay injusticias sociales, económicas y políticas, pero la historia de la humanidad ha demostrado que ninguna de ellas se ha resuelto por la vía violenta, la violencia sólo ha generado mayores distanciamientos y calamidades que no beneficiaron a las personas; el fracaso del llamado modelo del socialismo real fue precisamente la precariedad de sus bases cimentadas en el engaño, no se cambiaron las condiciones políticas, sociales o económicas, sólo cambió el escenario de los detentadores del poder, alcanzado mediante la violencia contra el pueblo ruso y luego contra todas las naciones que hicieron parte del sistema socialista; después de 50 años de socialismo Cuba experimenta mayores injusticias que las registradas antes del triunfo del castrismo.

Las mismas mentiras del discurso de Márquez en La Habana han sido las sostenidas desde que el partido comunista instrumentalizando guerrilleros liberales de la anterior violencia decidieron no acogerse a la amnistía e indulto ofrecidos, alentados también por políticos que no aceptaban el Frente Nacional por la pérdida de poder que para ellos representaba; desde los hechos del 9 de abril de 1948, los comunistas fraguaron esa “insurrección” que les permitiría acceder al poder y constituir la dictadura proletaria en el país, aprovechándose de las fracciones más recalcitrantes del liberalismo habían comenzado a organizar las llamadas “zonas liberadas” mediante la creación de las llamadas “autodefensas campesinas” como embrión de lo que serían a partir de 1964 las autoproclamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC.

Las Farc no nacieron, como una respuesta “armada” de campesinos víctimas de la agresión del Estado, nacieron como una respuesta política contraria a los deseos de pacificación del país. Por eso sus primeros cabecillas son individuos de la catadura de Sangrenegra, Chispas, Mariachi y otros reclutados por los ideólogos comunistas en el sur del Tolima, en Cundinamarca, Quindío y Valle; delincuentes que habían convertido en un modo de vida el pillaje, el saqueo, el homicidio y las agresiones sexuales como instrumento para ejercer el poder y que no estaban para nada dispuestos a retomar caminos civilizados y reincorporarse a la sociedad.

Debe recordarse como algunos de estos cabecillas llegaron al Congreso de la mano de los disidentes liberales como fue el caso de Juan de la Cruz Varela, jefe del comité comunista del Tolima y el Alto Sumapaz, quien a la cabeza de un grupo de bandidos armados no tuvo reparo en asesinar a sus propios hermanos para consolidar su poder en los municipios de Usme, Cabrera, Pasca, Tierra Negra, Fusagasugá, Viotá y San Juan de Arama; por ese crimen nunca fue procesado porque gozaba de inmunidad parlamentaria pues era Representante a la Cámara elegido por el MRL de Alfonso López Michelsen. Como ahora, entonces sus apologistas lo defendían diciendo que nunca había cometido delito alguno, sino que representaba la “resistencia heroica” que tenía como objeto la defensa de la “dignidad humana”; en estos tiempos el ex magistrado Carlos Gaviria Díaz señalaría que los terroristas son “luchadores altruistas” que “matan para que otros vivan mejor”.

Si estas y todas las verdades sobre el conflicto que desataron para la “toma del poder” son a las que se refiere el discurso de Iván Márquez como paso necesario para allegarse a la paz, bienvenidas y no necesitan de ninguna Comisión especial para que reconozcan la culpa y hagan un verdadero acto de contrición, una promesa de no repetición de estos actos contra la humanidad y una dejación y entrega de armas como símbolo inequívoco de su voluntad de paz; lo contrario es reanudar el mismo camino tortuoso que condujo al fracaso de los procesos anteriores.

Tiene razón el presidente Santos y es una verdad de Perogrullo, la paz se hace con el enemigo cuando ese enemigo busca realmente la paz; otra forma de hacerlo es alimentar la insensata idea del enemigo de que aún tiene fuerzas para continuar el conflicto y lograr sus cometidos, especialmente asegurar ante el país y el mundo su imperio narcotraficante y criminal.

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 7, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: