RSS

CAMBIOS EN LOS PARADIGMAS DE LA JUSTICIA

08 May

CAMBIOS EN LOS PARADIGMAS DE LA JUSTICIAPara el ciudadano de a pie resulta preocupante oír las afirmaciones del Fiscal General, Eduardo Montealegre, al referirse al caso del llamado hacker Andrés Fernando Sepúlveda Ardila, cuyas oficinas fueron allanadas y él detenido por presuntamente “chuzar” correos electrónicos del “jefe de prensa” de las Farc y de periodistas cubanos que cubren las negociaciones que el gobierno adelanta en La Habana con la organización narcoterrorista.

Según el Fiscal este señor obtenía información de esas fuentes y las vendía al mejor postor; descartada por la misma Fiscalía participación alguna de los organismos de seguridad del Estado ¿quién más podría estar interesado en comprar esa clase de información? Es absurdo pensar en organizaciones políticas críticas del proceso del actual gobierno, pues la información que pueda provenir del citado jefe de prensa resulta pública en tiempo real, en tanto las Farc a diario alimentan con ellas sus páginas electrónicas y la visión de los periodistas cubanos es la que también a diario aparece en los dos únicos periódicos que circulan en la isla: Granma y Juventud Rebelde.

Ahora bien, lo que resulta preocupante es el cambio en un paradigma o pilar básico de la justicia en todos los tiempos. Todo estudiante de derecho aprende en sus primeros días que el fin de la justicia es el de mantener el orden social mediante el respeto de los bienes jurídicos tutelados por la ley y que en consecuencia del delito no pueden surgir o nacer derechos, nacen obligaciones para reparar el daño causado a la víctima y a la sociedad.

Cuando el Fiscal señala que el presunto delito cometido por Sepúlveda Ardila es el de interceptar comunicaciones de una organización criminal como son las Farc, estaría reconociendo a los delincuentes narcoterroristas unos derechos que no les son reconocidos por la Constitución, la ley o el derecho internacional y estaría penalizando al ciudadano que escucha lo que dicen los delincuentes para incurrir en conductas punibles como parte de su asociación para delinquir organizada, utilizando tecnologías o comunicaciones electrónicas.

Aquí lo grave no sería el contenido de las comunicaciones interceptadas a una organización definida legalmente por la ley internacional y nacional como terrorista, sobre cuyas acciones criminales y sus comunicaciones no puede predicarse ninguna presunción de inocencia o concesión de algún beneficio de la duda, para otorgarles el carácter de derecho fundamental.

Ahora bien, es imposible pensar que un solo individuo que escucha subrepticiamente las comunicaciones de los criminales, sin que tenga un interés político definido sino solamente para obtener lucro vendiéndole seguramente a los medios la información recabada, pueda, como dice el Fiscal, “interferir y afectar el proceso de paz”, tal afirmación no pasa de ser una exposición mediática para acallar cualquier crítica o manifestación contraria a dicho proceso y una imposición de terror judicial para obligar a la unanimidad en torno al mismo.

En ese sentido bien pueden cuestionarse los medios de información pública, que abusando de la libertad de información insisten en vincular el hecho a las tareas de inteligencia legales sobre los grupos u organizaciones armadas ilegales y las bandas criminales o la delincuencia común. Fueron esos medios los que populizaron, sin razón, el calificativo de “sapos” a quienes teniendo alguna información de actos delictivos los ponen en conocimiento de autoridades policivas y judiciales, razón que ahora aplican las narcoguerrillas y la delincuencia común  para asesinar a cualquier persona de la que desconfíen, hecho que al parecer ahora la Fiscalía institucionaliza al reconocer a las Farc como sujeto de derechos y no como asociación criminal para delinquir sujeto de obligaciones penales.

 
1 comentario

Publicado por en mayo 8, 2014 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “CAMBIOS EN LOS PARADIGMAS DE LA JUSTICIA

  1. Mauro Fajardo Sanchez

    mayo 12, 2014 at 2:33 am

    Es el fiscal más raro del mundo, ya que en forma inmediata condena, sin investigación y sin presumir la inocencia, será que esto se parece a Venezuela o que ya esta presenté en Colombia

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: