RSS

TERRORISMO EN COLOMBIA Y EL MEDIO ORIENTE

17 Jul

TERRORISMO EN COLOMBIA Y EL MEDIO ORIENTEIndudablemente la acción de organizaciones como las Farc, el Eln, Hamas o las fuerzas yihadistas comparten mucho en común, el desarrollo de una acción ofensiva contra el estado colombiano o contra Israel, en cada caso, bajo los parámetros de la llamada guerra asimétrica que caracteriza los conflictos actuales en la mayor parte del mundo, que se caracteriza por la desproporción militar y política que involucra a las fuerzas en pugna. 

Puede señalarse que hoy el principal escenario de este conflicto de guerra asimétrica no es el campo de batalla, sino que se traslada fundamentalmente al desarrollo de las operaciones de información, la guerra mediática y el empleo de las redes sociales y la cibernética para compensar, por parte de los grupos irregulares, su debilidad frente a las fuerzas legítimas de los Estados.

Las definiciones tradicionales de la guerra que señalan como tal el desarrollo de un conflicto prolongado entre grupos políticos rivales mediante la fuerza de las armas, incluyendo la insurrección y la guerra civil, pero excluyendo los tumultos y actos de violencia individual, las acciones terroristas en sí mismas, se ve hoy superada por la realidad fáctica del enfrentamiento y su forma de presentarlo a la opinión pública; en esto, los terroristas se han vuelto expertos en presentarse como mártires o como víctimas de un poder político y militar superior al de sus propias fuerzas.

Ninguna norma del derecho de guerra o del derecho internacional humanitario contempla el terrorismo como instrumento válido dentro de ningún tipo de conflicto, mucho menos como parte del “derecho de los pueblos a rebelarse” que tan insistentemente reclaman organizaciones terroristas como las Farc o el Eln; por el contrario, toda la legislación moderna tiene a preservar la vida y los bienes de quienes no siendo parte del conflicto merecen especial protección del Estado y respeto por parte de los grupos alzados en armas que lo combaten, así lo han definido los distintos conceptos de la guerra desde la clásica que contemplaran Tsun Tzu, Maquiavelo, Von Claüsewitz y modernos teóricos como el mismo  Vo Nguyen Giap, tenido como el padre de la estrategia guerrillera de Vietnam y modelo de las organizaciones rebeldes de la actualidad. 

Definamos entonces lo que es el terrorismo para entender la naturaleza de organizaciones como las citadas anteriormente. Una definición literal nos señala que terrorismo es toda forma violenta de lucha política (combinación de todas las formas de lucha para la toma del poder), mediante la cual se persigue militarmente la destrucción del orden establecido mediante la creación de un clima de terror e inseguridad en el modelo social susceptible de intimidar a los adversarios o a la población en general (pérdida de credibilidad y confianza en las instituciones vigentes), para alcanzar políticamente los fines y objetivos de la persona u organización que lo ejerce.

En síntesis, el terrorismo es la dominación por medio del terror, el control que una persona o una organización busca a partir de actos violentos contra objetivos no militares cuyo fin es infundir miedo, temor ante la continuación de las conductas violentas si no se atienden sus exigencias. El terrorismo, por lo tanto, busca coaccionar y presionar a los gobiernos o la sociedad en general para imponer sus reclamos y proclamas a partir de una claudicación social a ellas para evitar la repetición del acto criminal. El terrorismo puede ser ejercido por distintos tipos de organizaciones sociales o políticas, tanto de derecha como de izquierda, por lo tanto no tiene una definición distinta para su ejercicio conforme a la ideología o motivos que lo acompañan.

Aquí merece la pena señalar una identidad de acción de las Farc y el Eln, con las adelantadas por las organizaciones terroristas palestinas en el tiempo; llegan a las negociaciones “de paz” con la premisa de que si sus exigencias no son aceptadas integralmente continuarán desarrollando el terrorismo como arma de guerra para domeñar al Estado parte de las mismas. La misma conducta observan las narcoguerrillas colombianas con sus pares en Palestina alentados por el fundamentalismo islámico de algunos países árabes o del Asia menor que instituyeron como política de estado el “borrar a Israel del mapa”.

Las narcoguerrillas colombianas Farc y Eln, y cuidado con desatender esa naturaleza real y actual de estas organizaciones, sostienen aún las premisas políticas que permitieron al Partido Comunista Colombiano introducir la creación de las llamadas “autodefensas campesinas” durante los años 50 y que dieran lugar a la creación de las Farc y Eln en 1964, ignorando la realidad histórica del país creada con el autogolpe institucional que dio lugar a la Constitución de 1991, que especialmente las Farc insisten en desechar en La Habana con la petición de una Asamblea Constituyente que cree un país a la medida de sus ambiciones.

No son sólo los informes de “inteligencia del Estado” los que prueban la actual naturaleza criminal de las Farc y Eln, son cientos de testimonios de desmovilizados de esas organizaciones narcoterroristas las que evidencia que dicha naturaleza hoy corresponde a cualquier banda criminal de derecho común ligada al crimen internacional del narcotráfico; nada las diferencia de los cárteles rusos, mexicanos o de otras partes que dominan el delito transnacional, pero que aquí siguen siendo tratadas judicial y políticamente como organizaciones insurrectas o rebeldes según los cánones desuetos de la guerra de guerrillas como complemento de la acción política para el establecimiento del socialismo como modelo de Estado.

Igual pasa con respecto al Hamas y otras organizaciones yihadistas. Aprovechando el paso del tiempo y el desconocimiento real de las nuevas generaciones, las organizaciones terroristas se presentan nuevamente como los mártires y víctimas del estado de Israel  Estas organizaciones son instrumento ajeno al pueblo palestino y convierten a este pueblo en víctima propicia para adelantar sus acciones criminales al utilizarlo como objetivo colateral.

Muchos de quienes replican la propaganda del terrorismo palestino, hoy difundida desde Hamas como organización representativa, desconocen la realidad del conflicto que desde su creación ha debido afrontar Israel, miembro reconocido por la ONU y con vínculos establecidos con todas las naciones del mundo y por lo tanto objeto de todos los tratados, convenios y acuerdos internacionales que la reconocen como Nación parte del ordenamiento mundial.

Hamas, acrónimo de Harakat al-Muqáwama al-Islamiya, no es otra cosa que otro eslabón en la cadena de terrorismo que pretende desconocer a Israel como un estado soberano reconocido por la comunidad internacional. Su acción no es por la defensa de los palestinos, especialmente los gazatíes, sino para la eliminación de Israel como república y como nación, para reclamar sus territorios como parte de un estado islámico que tienda los postulados del estado teocrático de Irán en la región.

Al igual que las Farc y Eln en Colombia, en el conflicto en Palestina desde sus comienzos, el grupo Hamas tuvo dos ramas con objetivos disímiles: por un lado la militar, las Brigadas Qassam, encargada de la lucha armada contra el Estado de Israel, cuya existencia nunca fue reconocida por Hamas, como ha ocurrido por la Izquierda colombiana frente a las Farc y Eln; por el otro, el ala política, cuya misión es construir escuelas y hospitales y brindar ayuda a la comunidad en asuntos sociales y religiosos. Pero desde el 2005, la facción islámica adoptó una nueva dimensión, la participación activa dentro del proceso político palestino. En el 2006, Hamas alcanzó el poder tras lograr una victoria en las elecciones para el Consejo Legislativo Palestino, pero su triunfo electoral no duraría por mucho tiempo.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 17, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: