RSS

FALSEDAD EN LOS ARGUMENTOS DE LAS FARC SOBRE VÍCTIMAS

28 Jul

FALSEDAD EN LOS ARGUMENTOS DE LAS FARC SOBRE VÍCTIMASHay que leer la acertada columna del día de hoy en El Tiempo escrita por Natalia Springer, Respuesta para “Iván Márquez”, a quien no podrán acusar de derechista, para entender la falsedad que rodea los argumentos de las Farc en torno a las víctimas, los mismos que sus apologistas ahora invocan para pretender un debate al ex presidente y senador Álvaro Uribe sobre el paramilitarismo.

El argumento contundente de la columnista es una verdad contundente e irrebatible: en ninguna circunstancia la responsabilidad por la comisión de crímenes internacionales puede evadirse con la defensa de que los enemigos también violaron las mismas normas, como lo señaló el Tribunal de Núremberg, tesis jurídica ratificada por el Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia en los casos Kupreškic y otros (2000), y Limaj y otros (2005), donde la defensa basada en la reciprocidad fue declarada “falsa e inadmisible”.

Y es que las Farc y sus apologistas pretenden confundir a la opinión pública con el argumento de señalar que los crímenes de los paramilitares pudieron ser más horrendos que los que ha cometido esa narcoguerrilla y por lo tanto sus conductas criminales deben ser objeto de una especie de amnistía o indulto técnicos contemplados en el marco jurídico para la paz y pontificados por el Fiscal General, Eduardo Montealegre, como una modernista concepción del derecho penal que sirve de garantía a los derechos políticos y civiles de quienes los ordenaron y de quienes los cometieron.

Tampoco es argumento a favor de las Farc su insistencia en señalar que todas las víctimas lo son del conflicto y que la responsabilidad por ende es del Estado, o de la sociedad como ahora se pretende señalar de manera procaz.

Así como no fue de recibo la excusa de las autodefensas ilegales de que surgieron como una respuesta a las exacciones de las narcoguerrillas, en ningún caso de estos actores ilegales del conflicto  los máximos responsables no deben ser ni amnistiados ni perdonados bajo ninguna consideración, y tengo la certeza de que la justicia no ha terminado su trabajo en ese caso. Hoy le digo a usted que los crímenes de otros no justifican los de las Farc, ni los compensan, ni empatan, ni los esconden, ni eliminan su responsabilidad. Es MÁS justicia, y no MÁS impunidad, lo que hará posible una paz cierta y sostenible en Colombia. (SPRINGER, 2014)

Retraer la discusión superada sobre el origen y naturaleza de las autodefensas ilegales es un mecanismo distractor para ocultar y tolerar el origen y naturaleza criminal de las Farc desde los años 40 cuando el PCC creó las autodefensas campesinas como mecanismo de la combinación de las formas de lucha para la toma del poder, es decir por una simple ambición política de dominio y no por razones altruistas o humanitarias como pretenden hacerlo creer ahora.

Argumentar que los crímenes de extrema gravedad son el resultado inevitable de una lucha noble no solo es falso, sino doblemente ofensivo para las víctimas y para el país. Aterrorizar a la población por décadas, revivir la esclavitud a través de la compraventa de la libertad de las personas con el secuestro (linkhttps://www.youtube.com/watch?v=5773mA3Wi0k), minar el campo causando el desplazamiento de miles de campesinos, detonar bombas que casi invariablemente han afectado la vida y los bienes de los más vulnerables, disparar cilindros de gas a y desde escuelas e iglesias, reclutar niños, promover el genocidio (link https://www.youtube.com/watch?v=2lPijLNRv-c&feature=youtu.be) y usar el ataque sexual como arma de guerra (link https://www.youtube.com/watch?v=X7KGf1Gg-8E) no tienen justificación ni pueden leerse como conexos al delito político –o al delito de rebelión-; tampoco prescriben y su jurisdicción es ilimitada porque ofenden a toda la humanidad. Es por eso por lo que tampoco son sujetos de amnistía, ni de indulto, especialmente en el caso de la desaparición forzada, que es una de las conductas comunes al secuestro. (SPRINGER, Et.al.)

Las narcoguerrillas y sus apologistas han sido muy hábiles al imponer la agenda de discusión sobre las víctimas, pues han logrado que no se hable de las víctimas de las Farc, y eventualmente sucederá lo mismo con el Eln, sino que se eche en un costal el universo de víctimas para diluir las responsabilidades particulares y se hable de una culpa colectiva. Si el proceso de negociación de un cese del conflicto es con las Farc, o con el Eln, debe referirse única y exclusivamente a los hechos que rodean el accionar criminal de esas organizaciones y no de otras que, bien o mal, fueron objeto de otro proceso que culminó en su desmovilización y que fue avalado por la Corte Constitucional y la sociedad en su momento.

El debate mismo contra Álvaro Uribe es parte central de esa maniobra distractora en que están empeñados los apologistas de las Farc y quienes persiguiendo intereses puramente politiqueros los acompañan; mientras el país centre su atención, conducido por los medios, al desarrollo de ese debate, las víctimas de las Farc serán excluidas del proceso de La Habana mediante el perverso mecanismo creado para su selección y del cual hace parte fundamental el mismo promotor del debate en el Senado y reconocidas organizaciones que adelantan la acción jurídico-política de las narcoguerrillas como el Colectivo Alvear, la Fundación Arco Iris de León Valencia y otros aparatos dirigidos por terroristas amnistiados que jamás pidieron perdón por sus crímenes.

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 28, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: