RSS

EL CÍRCULO VICIOSO DE LAS EXCLUSIONES

05 Ago

EL CÍRCULO VICIOSO DE LAS EXCLUSIONESEl Partido Comunista Colombiano PCC, ha justificado la existencia de las narcoguerrillas argumentando entre otras cosas la exclusión política e ideológica de las izquierdas en el devenir histórico de Colombia, pese a que no es argumento valedero como lo demuestra su presencia en los distintos escenarios de la patria desde sus orígenes a comienzos del siglo XX.

Sin embargo, estos “defensores” de la inclusión política no tienen reparo alguno en propiciar actos de exclusión política al descalificar como fascistas, neonazis, extrema derecha o paramilitares a quienes osen cuestionar sus acciones o sus planteamientos; el grotesco espectáculo de ayer en el llamado Foro Nacional de Víctimas así lo demuestra. Lamentablemente el bochornoso acto de agresión física y verbal contra un asistente al mismo se dio bajo la mirada complaciente de los organizadores, el señor Fabrizio Hochschild, representante de la ONU, Alejo Vargas de la Universidad Nacional y los delegados del gobierno nacional.

Lo sucedido contra el señor Eduardo Romano no tiene presentación, ni justificación alguna. Una turba de activistas del PCC y la marcha patriótica decidieron agredirlo e injuriarlo argumentando su “pasado neonazi”, siendo necesario recurrir a la protección policial para evacuar el lugar. Lo triste es que medios de comunicación como Semana y El Espectador atizan la hoguera señalándolo a él como saboteador y no a quienes protagonizaron la agresión, cosa que se está volviendo lugar común con respecto a quien cuestione el modelo o el desarrollo de los diálogos de La Habana y no exprese unanimismo con el gobierno o identidad con la izquierda.

El sabotaje que se le atribuye a Romano es el haber reclamado por la toma y manipulación que de estos foros, y todos los relacionados con las negociaciones gobierno-Farc, por parte de ideólogos y apologistas de las narcoguerrillas como Iván Cepeda, Piedad Córdoba; de hecho Alejo Vargas es un reconocido militante de izquierda que hizo parte del Eln, pero conserva la identidad política con ese grupo como él mismo lo ha manifestado.

Hablar en Colombia de “fuerzas neonazis” es exótico en tanto nuestra nación mestiza, mulata y zamba sólo tiene como etnias que conservan “pureza racial” a representantes de comunidades indígenas o negras; quienes así se denominan realmente son grupos de desadaptados y uno que otro sociópata que se disfrazan para agredir minorías LGBT o a indigentes, pero que de nazis no tienen nada. Romano, quien  es politólogo de la Universidad Nacional, acepta que participó en asociaciones Skinhead o más conocidas como ‘Cabezas Rapadas’, “(…) lo cual no niego y sostengo recalcando el motivo que me obligó a participar en dichas agrupaciones de amigos que en un momento de convirtieron en un refugio para una juventud amenazada por la falta de oportunidades (…)”, no estaba en el Foro como representante de esas organizaciones, sino como vocero de algunas de las víctimas de las Farc, Fundación Colombia Herida, que tienen todo el derecho a pronunciarse en estos eventos.

Si a ese paso andamos entonces ningún ciudadano que haya tenido simpatías o militancia en partidos u organizaciones que han apoyado el narcoterrorismo podría tener cabida en ningún Foro o evento sobre víctimas. El mismo PCC como creador y suministrador de cuadros de las Farc o el Liberalismo y sus vasos comunicantes con el Eln a través del MRL de Alfonso López Michelsen, o el samperismo y sus vasos comunicantes con el narcotráfico.

Ahora bien, vetar la participación de quienes los comunistas o socialistas, o el santismo, consideren neonazis, fascistas, paramilitares o extrema derecha, niega la naturaleza para la cual han sido convocados esos eventos, pues indica que si hay una política sistemática para excluir a las víctimas de las Farc con esos y otros argumentos descalificadores, de tal manera que los Foros de Víctimas terminan siendo solamente unos eventos para legitimar los argumentos de las Farc de que ellos son las únicas víctimas del conflicto y las demás son víctimas del Estado y los paramilitares, es decir las víctimas del narcoterrorismo no existen.

De este hecho se han valido la revista Semana y El Espectador (que ahora parecen filiales de Anncol o Telesur), en consonancia con las expresiones de algunos representantes de la coalición de gobierno, para tratar de descalificar de paso a la representante María Fernanda Cabal y al Centro Democrático, apuntalando la pretensión de Iván Cepeda de adelantar un debate contra el ex presidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez por su presunta responsabilidad en el surgimiento del paramilitarismo en Colombia. De una manera perversa la revista de marras y el diario El Espectador buscan crear “vasos comunicantes entre Romano y los uribistas”.

Si Eduardo Romano es vetado para asistir a las eventos de víctimas, por supuestamente representar a una parte del conflicto, los paramilitares (pese a acreditarse en el Foro como vocero de la Fundación Colombia Herida), entonces valdría la pena que se explicara como si se acepta que Iván Cepeda se aparezca en el mismo Foro como portador de un vídeo donde las Farc exigen que se excluya a los militares y policías de la lista de víctimas y pide públicamente que si se les otorgue tal calidad a los terroristas abatidos o condenados a penas de prisión por sus conductas punibles. O cómo se explica que el senador Roy Barreras, que se reclama padre putativo del marco jurídico para la paz, diga alegremente en un programa de televisión que los militares y policías bien pueden esperar hasta una quinta fase del proceso porque ahí no caben todos.

De tal manera que esta mecánica de excluir como víctimas a quienes hayan sido de derecha (a juicio del santismo y el PCC), o haya sido militar o policía o familiar de alguno de ellos, para concluir finalmente que las Farc realmente no han causado víctimas, es un camino peligroso que sólo conduce a nuevas y más virulentas violencias. Así que la paz que eventualmente llegare a firmarse con las Farc sería un castillo construido sobre la arena.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 5, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: