RSS

AHORA PCC A NEGAR COMBINACIÓN DE LAS FORMAS DE LUCHA

26 Sep

PCC A NEGAR COMBINACIÓN DE LAS FORMAS DE LUCHADe cara al debate congresional que se propone sobre la farcpolítica el PCC, las Farc y seguramente los sectores políticos que tienen alguna afinidad con ellos, se dan a la tarea de negar públicamente que hayan propuesto alguna vez la “combinación de las formas de lucha” como estrategia para la toma del poder y la imposición de la dictadura socialista.

En su página electrónica Anncol, la narcoguerrilla señala que “El centro del relato común a la ultraderecha y la derecha colombianas es que la responsabilidad de la violencia está en su versión de lo que denominan la “combinación de las formas de lucha”, algo así como una conspiración del Partido Comunista y de fuerzas guerrilleras para derrocar el régimen. El genocidio de miles de ciudadanos y ciudadanas de la Unión Patriótica y del Partido Comunista es justificado en el supuesto de la existencia de dicho complot” (FARC-ANNCOL, 2014)

Continúan diciendo las Farc: “Esta inversión de la verdad histórica es un hecho ideológico y político que ha guiado las políticas del Estado colombiano, entre ellas la política de la guerra contrainsurgente. El relato de la ultraderecha, convertido en verdad oficial y doctrina de Estado ha costado la vida de miles de inocentes y honestos opositores democráticos y activistas de la izquierda”. Como si en los registros históricos del mismo PCC no constara como atendiendo las órdenes de Moscú en desarrollo de la guerra fría, ese partido no hubiere introducido a través de Gilberto Vieira y Manuel Cepeda la criminal tesis que dio origen a los movimientos armados comunistas conocidos como Autodefensas Campesinas, de donde devinieron las Farc.

Ahora va a resultar otra verdad que seguramente será incluida en la llamada Comisión Histórica que se acuerda en La Habana; la combinación de las formas de lucha no fue una estrategia del PCC sino que es un invento de la ultraderecha y el militarismo para justificar la guerra contra la amenaza narcoterrorista. También dirán que jamás hubo nexos entre el PCC y las narcoguerrillas, como si el pueblo colombiano no los conociera desde las épocas de Luis Alberto Morantes Jaimes, el tristemente célebre Jacobo Arenas y de la que hacen o hicieron parte sanguinarios cabecillas como Guillermo León Sáenz Vargas, alias Alfonso Cano; Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez y entre otros los bandidos conocidos como Simón Trinidad, Joaquín Gómez y el mismo Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, que hicieron su escuela política en la Juventud Comunista JUCO del PCC.

Es innegable históricamente que el 22 de octubre de 1949 el Comité Central del PCC llamó públicamente al “proletariado” para organizarse en facciones armadas, violencia organizada de masas, como única respuesta a la “violencia fascistoide” del Estado y la oligarquía al servicio del “imperialismo yanqui”, llamado que fue incorporado como principio de ese partido en el XIII Pleno, cuando impuso como tarea a toda su militancia “organizar la autodefensa en todas las regiones amenazadas por ataques reaccionarios”; este principio, de autoría de Manuel Cepeda Vargas, hizo parte de los estatutos del PCC hasta finales de la década de los 80 del siglo pasado y luego retirado, no por renuncia a la “combinación de las formas de lucha”, sino como estrategia política para desligarse mediáticamente de los sucesos que acaecían entonces en la guerra declarada entre las Farc y los narcotraficantes.

En 1961, cuando los bandoleros comunistas se enseñoreaban en Marquetalia, el IX Congreso del PCC elevó al rango de doctrina del partido la combinación de las formas de lucha y es en desarrollo de esta que en 1964, luego de que fueran desalojados de Marquetalia, El Pato y Guayabero, los comunistas celebraron la llamada I Conferencia Guerrillera, creando el llamado Bloque Sur del que hacían parte estructuras criminales que operaban en Riochiquito, Natagaima, con la intención de recuperar el territorio perdido. En 1966, celebraron en la Región del Río Duda (Meta), la II Conferencia Guerrillera y el Bloque Sur pasó a llamarse Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC, con 350 hombres que eran comandados por Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda, Jacobo Arenas, Rigoberto Lozada, Carmelo López, Rogelio Díaz, José de Jesús Rivas y Ciro Trujillo; a estas alturas ya todos eran militantes del PCC habiendo recibido cursos de formación política dictados por elementos de la representación diplomática de la URSS.

Hoy existen pruebas de los nexos de políticos, no sólo comunistas sino también liberales, conservadores y de los llamados independientes, con la organización narcoterrorista. Los computadores de alias Raúl Reyes fueron desechados por la Corte Suprema de Justicia recurriendo a tecnicismos leguleyos para tapar el escándalo político que en su momento se hubiere generado y para mostrar que en Colombia la oposición podía ejercer sus derechos políticos sin cortapisas; pero la integridad de los documentos hallados ha sido garantizada por la Interpol y fueron la base para la sanción disciplinaria a la ex senadora Piedad Córdoba, por lo tanto no pueden ser indubitados o rechazados para un debate sobre dichos nexos y que el país conozca la verdad sobre las causas de la violencia que nos aqueja desde que el PCC nos impuso su doctrina de la combinación de las formas de lucha.

A estas alturas hay afán por deslegitimar ese debate con el manido argumento de que puede hacerle daño al proceso de La Habana por la polarización que pueda generarse; es decir la verdad es dañina para las negociaciones que se adelantan con las Farc, hay que utilizar un lenguaje ambiguo y políticamente conveniente para no molestar a los cabecillas de la organización criminal y darles garantías de que podrán ejercer plenamente sus derechos políticos sin contratiempos, grave conducta que vulnera los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación por parte de quienes instigaron y desarrollaron la combinación de las formas de lucha únicamente con el innoble propósito de tomarse el poder e implantar una dictadura comunista en Colombia.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 26, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: