RSS

¿EN LA HABANA HABRÁ ESPACIO PARA LA VERDAD?

05 Oct

EN LA HABANA HABRÁ ESPACIO PARA LA VERDADPese a los esfuerzos mediáticos de las partes que negocian en La Habana, no se ha podido demostrar a ciencia cierta que exista un sector de colombianos que se oponen a la paz porque viven de la guerra, como sutilmente lo sugirió el presidente Santos en Nueva York para descalificar a quienes no hacemos parte del unanimismo que reclama en la ya evidente improvisada y ciega ruta escogida para negociar con las narcoguerrillas en la capital cubana y teniendo como garantes del proceso precisamente a los auspiciadores y protectores de la contraparte.

Los contactos con la narcoguerrilla fueron iniciados por el hoy presidente cuando se desempeñaba como Ministro de Defensa del gobierno Uribe Vélez, específicamente a través del entonces Viceministro Sergio Jaramillo, hoy cerebro del proceso de apaciguamiento del gobierno ante las Farc. No fue desde 2010, ya en 2006 la hiedra venenosa extendió sus tentáculos en todas las esferas de gobierno; los resultados de esa contaminación hoy se muestran mediáticamente como debilidad de Uribe Vélez por Santos y por las Farc. El hoy presidente conoce bien lo que entonces sucedió pero suelta la bomba de humo para justificar sus reiteradas mentiras.

Son muchas las sorpresas que éste país se llevaría si se hicieren públicas muchas informaciones reservadas por razones de “seguridad nacional” que desde los años 70 demuestran como sectores políticos y económicos le apostaron al narcoterrorismo como inversión especulativa; eso no sólo explica cómo mientras en el mundo entero la combinación de las formas de lucha se degradaba y desaparecía, sólo Colombia puede mostrar algún grado de vigencia de las más viejas guerrillas del mundo, que derrotadas militarmente se elevan como triunfadoras políticas por obra de un cubilete.

La preocupación hoy no es qué participación política puedan tener los terroristas desmovilizados; experiencias anteriores no muestran que no más de un 15% de los cuadros se involucren en la competencia por cuerpos colegiados locales, regionales o nacionales. Más interés hay por ocupar algunos cargos en organismos de decisión, que bajo el argumento de la resocialización y la contribución a la paz, tienen que ver con las políticas nacionales de presupuesto y desarrollo socio-económico, urbano y rural, para implementar incluso bajo situaciones de hecho, su peculiar interpretación de la administración pública como viene sucediendo en Bogotá, D.C., bajo la administración del desmovilizado del M19 Gustavo Petro Urrego.

Publicar los borradores de acuerdos parciales alcanzados en La Habana luego de dos años de diálogo sobre los 3 primeros temas de una agenda pactada inicialmente a unos meses, serviría según las partes para acallar lo que llaman “ataques al proceso de paz” de “enemigos” que conforman otros sectores políticos y sociales que no hacen parte de la “unidad nacional” o de la izquierda tradicional. Quien ose cuestionar el modo, los tiempos o cualquier circunstancia de desarrollo del proceso inmediatamente cae en la clasificación de enemigo de la paz; cualquier propuesta, por absurda que sea y aun cuando vaya en contra de la Constitución y la ley, debe tenerse con beneficio de inventario como valiosa contribución a la paz.

De plano se indica mediáticamente que sólo el unanimismo frente a las propuestas del gobierno y las Farc puede ser considerado como contribución a la paz, cualquier disonancia constituye un ataque. Hasta garante internacional, Fabrizio Hochschild, coordinador del sistema de Naciones Unidas en Colombia, cae en la perversa trampa cuando indica que sólo pueden ser consideradas en el proceso las víctimas políticamente correctas, no las que con sus reclamos o quejas puedan causar algún problema al protocolo de diálogos establecido.

Después de tres rondas de visitas de víctimas del conflicto, de las cuales sólo un 4% representa a las víctimas de las Farc, aún no se conoce cuál es el objetivo claro de esas visitas pero si se tiene evidente que a las narcoguerrillas les molesta lo planteado a ellas como victimarias; basta ver lo dicho antes y después de la presencia del señor General (r) Luis Mendieta y lo afirmado con relación a Clara Rojas. Las Farc no han reconocido ni a medias a sus víctimas, las han utilizado para revictimizarlas burlándose de ellas con el acompañamiento de la Onu, la Iglesia Católico y la izquierda unida.

La verdad sigue siendo ignorada en este proceso y sobretodo ocultada y acallada mediáticamente; los medios de comunicación siguen inventando foros y seminarios donde concurren unas señoras politólogas y otras con grado de congresista que limitan su discurso a gritar insultos y a no decir nada, a impedir que el otro hable y reclamarse como víctimas del silencio y el desconocimiento. Nadie tiene hoy menos garantías en la democracia como irónicamente representan sus defensores. O se es unanimista en el proceso de paz o te condenamos a ser el enemigo a combatir en cualquier escenario.

No he oído hasta hoy una intervención inteligente de Claudia López, aparte de lo dicho sobre el Fiscal, que amerite la aplicación de su conocimiento como politóloga de la realidad de la violencia en el país; por fuerza de su discurso antiuribe termina alienada y alineada con el mismo discurso del hijo del promotor de la combinación de las formas de lucha que por 50 años nos ha consumido a través de las Farc.

Lo que sí es seguro en este circo mediático, es que la verdad no fue invitada a La Habana y que las puertas de ingreso le seguirán siendo negadas mientras se satisfacen las pseudo realidades de lo políticamente correcto para las partes.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 5, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: