RSS

LA DENUNCIA POR TORTURA DE UNA PERIODISTA CONTRA ÁLVARO URIBE VÉLEZ

08 Oct

LA DENUNCIA POR TORTURA DE UNA PERIODISTA CONTRA ÁLVARO URIBE VÉLEZCuando leí la noticia inicial recordé inmediatamente a Ramiro Bejarano, como director del DAS en la época Samper persiguiendo a una periodista en el aeropuerto El Dorado para evitar que los narcocassettes llegaran a la prensa extranjera o cuando desde la misma posición amenazaba a posibles testigos dentro del proceso 8.000 para que no declararan contra el presidente elegido por el Cártel de Cali.

Cabe recordar el incidente judicial promovido por Bejarano a raíz de la persecución a periodistas y gentes de la campaña de Andrés Pastrana Arango y en el que se utilizaron las mismas leguleyadas, estratagemas y artimañas que hoy exhibe el gobierno Santos para destruir a la oposición democrática encabezada precisamente por Álvaro Uribe Vélez. No es raro entonces que este personaje resulte involucrado en la persecución de la Fiscalía General de la Nación contra la ex contralora Sandra Morelli por el juicio de responsabilidad fiscal en el caso Saludcoop y los intereses de Bejarano y Montealegre allí tocados.

Para demeritar a Uribe Vélez no basta el refritar informaciones viejas y ya gastadas como las propuestas gubernamentales a las Farc de iniciar un proceso de diálogos condicionado al cese de la actividad terrorista contra la población civil y la violación del DIH o sobre el caso “Andrómeda” ya reconocido como legítimo por el mismo mandatario nacional o sobre el falso hacker Andrés Sepúlveda repudiado por esa comunidad. Ahora sale a relucir una denuncia contra Álvaro Uribe Vélez por tortura interpuesta por una periodista Claudia Julieta Duque por una supuesta persecución del DAS desde 2001, época en la que Uribe no era presidente, ni tenía el manejo del organismo de seguridad; pero había que denunciarlo a él para estar a la moda y obtener la mermelada.

El interés político de la denuncia de la señora Duque queda evidenciado en sus propias palabras: Con el abogado Alirio Uribe Muñoz desde el 2001 diseñaron toda una estrategia para atacar el organismo de seguridad aprovechando el crimen del cómico Garzón. Señalamos, dice la denunciante, con pruebas, los nombres y apellidos de los funcionarios implicados en el montaje que tenía por objeto que no encontraran a los asesinos de Jaime Garzón. Para darle legitimidad a su denuncia y en desarrollo de la estrategia concebida, la señora se autoexilia, como hacen casi todos los voceros políticos de la narcoguerrilla: “fui secuestrada durante unas horas, y hostigada hasta verme obligada a acudir al exilio por primera vez, presenté denuncias ante la justicia sin saber de dónde provenían los ataques. Salí del país cuando me enteré que una de las placas de los carros que me seguían, pertenecía al DAS, la misma entidad a la que ese año (2001) identificamos como la que realizó un montaje para desviar la investigación sobre el asesinato de Jaime Garzón”.

La falacia de la señora Duque es evidenciada por ella misma cuando asegura que no faltará quién “me tilde de nuevo de loca o de paranoica. Sé que vendrán nuevos ataques de algunos o que habrá quién filtre informaciones para desprestigiarme”; casualmente el abogado Alirio Uribe Muñoz, ex terrorista del M19 y hoy actual representante a la Cámara por alguna circunstancia se encuentra envuelto en el lío de la Fiscalía y el Cártel de los falsos testigos que a cambio de testimonios que involucren a Uribe Vélez o a los militares que desarrollaron la Política de Defensa y Seguridad Democrática, gozan incluso de protección e impunidad en Canadá y en los mismos EE.UU.

La señora Claudia Duque ha sido una experta en la manipulación de la información y el ocultamiento de ella para los protervos fines de los enemigos de la democracia, razón por la cual fue objeto de algunas investigaciones legales de los organismos de seguridad para determinar si estaba o no incursa en violación de las normas penales del país. Pero como cada es más evidente, eso comienza a considerarse en una intromisión del Estado en la privacidad de los individuos, si son de izquierda porque para al andén contrario no funciona la premisa. Con fundamento en tan politizado y orientado principio, no sólo los voceros políticos legales de la guerrilla, sino todas las redes de apoyo al terrorismo, inician una campaña jurídico-política para desarmar al Estado.

Claudia Duque jugó como quiso con la seguridad proporcionada por el Estado a partir de sus denuncias; ella decidía como y cuando las quería, cuando eran motivo de un show mediático para mostrarse o quitársela de encima para el cumplimiento de sus tares políticas. Ella misma no tiene vergüenza al relatarlo: Regresé en 2006. Fue entonces cuando acepté el carro blindado y los supuestos escoltas de confianza (sin armas porque no creo en ellas, ya sean como medio de ataque o de protección). Luego comprobé que los escoltas pasaban informes de inteligencia en mi contra y tras tomarle fotos a un hombre armado en frente de mi apartamento en febrero de 2008, renuncié al esquema de seguridad y salí del país por tercera vez.

Ahora, cuando disfrutaba plenamente del turismo mundial que le paga el mismo Estado para hablar en su contra, reaparece en el escenario nacional denunciando a Álvaro Uribe Vélez por tortura por interceptaciones de correos electrónicos, escuchas telefónicas y seguimientos ilegales por parte de agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) en el año 2009, época que según su mismo dicho no coincide con permanencia en Colombia o ejercicio de su actividad periodística, pero que viene como anillo al dedo al sartal de mentiras, tergiversaciones y calumnias tendientes a demostrar que Álvaro Uribe Vélez sigue siendo el culpable de todos los males nacionales después de 4 años de desgobierno de Juan Manuel Santos su antiguo ministro.

Se va reuniendo la camada mentirosa, el Iván Cepeda, los Alirio Uribe y su cohorte de ex terroristas del M19, mostrando sus títeres mendaces para justificar las exigencias de las Farc y la posibilidad de una Asamblea Constituyente donde no tengan oposición.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 8, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: