RSS

DE MECENAS REVOLUCIONARIO A ALIADO INCÓMODO

19 Dic

DE MECENAS REVOLUCIONARIO A ALIADO INCÓMODOEvidentemente el giro dado a las relaciones en América con el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre EE.UU y Cuba, deja muy mal parado al régimen de Nicolás Maduro y el radicalismo socialista en Venezuela que apenas dos días antes había convocado una marcha contra el “imperio”, en la que se repetían los mismos lugares comunes que por más de medio siglo le han servido de sustento a los discursos de los “revolucionarios” latinoamericanos, el aislamiento diplomático y comercial de la dictadura de los hermanos Castro y sus graves consecuencias sobre la calidad de vida de los isleños.

El anacrónico discurso del chavismo hace rato viene siendo incómodo para sus aliados políticos que han optado por líneas más diplomáticas y pragmáticas en su relación con los EE.UU al entender que las relaciones con el coloso del norte son indispensables para sostener los canales comerciales que alimentan las economías de los países de la región. De esta manera los esfuerzos de Hugo Chávez, continuados por Maduro, de aislar diplomática y económicamente a EE.UU y Canadá con aparatos espurios como la Alianza Bolivariana ALBA, o con el giro ideológico puesto a UNASUR y su asalto al MERCOSUR, no pasaran de ser un cantinflesco recuerdo en el anecdotario de las relaciones continentales.

Para el régimen venezolano, como para todos los socialistas del mundo, el restablecimiento de estas relaciones entre EE.UU y Cuba los priva de la materia prima esencial de su discurso, invocar el aislamiento cubano como una muestra de la agresión “imperialista” contra la soberanía de los pueblos e incluso como una justificación de la violencia terrorista como única alternativa política para imitar el modelo cubano, la toma del poder y la imposición de modelos comunistas de estado. El radicalismo socialista de Latinoamérica, huérfano de un modelo político con el derrumbe de la URSS y los sistemas comunistas en Europa y Asia (China dio paso a un sistema híbrido de capitalismo y socialismo), pierde también su referente en esta parte del mundo, pues Nicaragua, donde también triunfó una revolución armada, no es precisamente el modelo a seguir por ninguna nación.

El discurso de gobiernos como el de Ecuador, Bolivia o Argentina, integrantes del intento de resurrección del marxismo-leninismo a través del Foro de Sao Paulo, aunque haga referencias permanentes al “imperialismo” y adopte internamente medidas de limitación o franca restricción a derechos fundamentales como el de participación política y de expresión, no tiene el mismo contenido agresivo del exhibido por el régimen venezolano que en su delirio ha mantenido incluso la amenaza de romper relaciones con los EE.UU con el convencimiento de que sería secundado por sus pares en el continente.

Venezuela se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza político para sus aliados, que toleraban todos los exabruptos de Chávez o ahora de Maduro, por la dependencia creada con los subsidios y préstamos blandos que Caracas daba a manos llenas gracias a las ganancias del boom petrolero, pero ahora en la época de las vacas flacas, con la caída del precio del petróleo,  las exhaustas arcas venezolanas ya no pueden mantener el tren de subvenciones y por ende el régimen deja de tener interés para sus antiguos aliados que entienden que una pelea económica con EE.UU no les deja ninguna ganancia. Caracas se parece cada vez más a Pyongyang que a la añorada Moscú de la era dorada del sovietismo.

La restauración de relaciones diplomáticas entre EE.UU y Cuba, más allá de las consideraciones ideológicas que cobran vigencia por lo que se considera una traición o error estratégico de Obama, especialmente al exilio cubano, tiene ventajas para la democracia y es la real posibilidad de presionar cambios en el régimen de La Habana y una apertura a la democracia, cambios que no se lograron con el bloqueo decretado por la OEA, hay que recordarlo, y no sólo por Washington.

Para quienes tienen corta memoria, Cuba fue expulsada de la OEA el 31 de enero de 1962, cuando los países del continente profirieron la Resolución VI aprobada en la Octava Cumbre realizada en Punta del Este, Uruguay, a solicitud de Colombia y Puerto Rico. La resolución obtuvo catorce votos a favor y los votos en contra de México y de la propia Cuba. Se abstuvieron Argentina, Bolivia, Brasil, Chile y Ecuador. Hoy, sólo EE.UU mantenía rotas sus relaciones diplomáticas con la tiranía castrista y el bloqueo ha sido burlado de diversas maneras por las naciones latinoamericanas, que soportaban el discurso antiamericano con el argumento del marginamiento de la isla de la vida continental.

Cuba tendrá que forzar a Venezuela a suspender el apoyo incondicional a organizaciones narcoterroristas como las Farc y Eln, de morigerar su apoyo a países y organizaciones que mantienen el discurso y la acción agresiva contra EE.UU e Israel, pues es a La Habana a quien más interesa hoy ser excluida de la lista mundial de países que apoyan el terrorismo para restablecer plenamente sus derechos en el concierto de las naciones.

No cabe duda entonces que superar este escollo proveniente de la guerra fría puede representar no solo un mejor bienestar para el pueblo cubano, sino que eliminará del vocabulario y la praxis política del continente ese irracional sentir antinorteamericano que tanto daño ha hecho a la unidad de las naciones de esta parte del mundo. No será una apertura mágica, sino que digerir los cambios requerirá de tiempo en sectores políticos que no conciben esta especie de perdón y olvido a un régimen que se caracteriza por su absoluto desprecio a los DD.HH y al modelo democrático, que por más de 50 años ha alentado la violencia al servir de punto de apoyo logístico e ideológico a organizaciones terroristas como las que aún amenazan la convivencia de los colombianos.

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 19, 2014 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: