RSS

LA PÉRDIDA DE LEGITIMIDAD DE LA CLASE POLÍTICA TRADICIONAL EN COLOMBIA

08 Ene

LA PÉRDIDA DE LEGITIMIDADUno de los fenómenos más curiosos de la política colombiana es el de la pérdida de legitimidad de su clase política tradicional, pero que a pesar de ello se mantiene en el poder de una democracia que a partir de la Constitución de 1991 se hizo más participativa; sin embargo, debe anotarse, esa clase política tradicional difícilmente se presenta a un evento electoral con las banderas históricas que las identifican, ha sido necesario acudir a todo un despliegue mediático y propagandístico para convencer al electorado que portan un nuevo traje aunque ideológicamente no hayan evolucionado y en algunos casos, hayan renunciado a sus fundamentos ideológicos renunciando a una identidad propia.

Desde el segundo cuarto del final del siglo pasado conservadores y liberales dejaron de identificarse como tal y acuden al debate político amparándose en diferentes denominaciones de movimientos o coaliciones y en no pocos casos, declarándose independientes de sus raíces históricas. En el caso del partido liberal, su debacle se acentúa con los hechos que rodearon el narcogobierno de Ernesto Samper Pizano y el célebre proceso 8.000, aunque ahora pretendan un resurgir de la mano del gobierno de Juan Manuel Santos elegido con las banderas del Partido de la U y los postulados ideológicos de Álvaro Uribe Vélez, pero mutado a liberal una vez obtenido el triunfo electoral en 2010 y renunciando a las tesis con que fue electo para asumir las que habían sido derrotadas en las urnas.

Desde tiempos de Alfonso López Michelsen y su Movimiento Revolucionario Liberal MRL, surgido como oposición al Frente Nacional que puso fin a la violencia partidista, el liberalismo se ha movido entre los tradicional y el socialismo, uniéndose finalmente a esta corriente ideológica internacional; de filas del MRL surgieron personajes que luego serían cabecillas de las guerrillas comunistas Farc y Eln y la afinidad ideológica con ellas no se ha perdido hoy, sino que se ha acrecentado de la mano de personajes como Piedad Córdoba Ruíz que termino arrinconando a dirigentes más identificados con el sistema democrático liberal.

Sin lugar a dudas fue este partido el vehículo preciso para el surgimiento de los sectores políticos ligados al narcotráfico y al llamado paramilitarismo; de sus filas salieron elegidos individuos como Pablo Escobar, Alberto Santofimio y otros que como Pablo Guarín dieron origen a la segunda generación del paramilitarismo puesto al servicio de los señores de la droga en los años 80, con la creación de las Autodefensas del Magdalena Medio (Puerto Boyacá). La demostración palmaria del ingreso de dineros del Cártel de Cali en la elección de Ernesto Samper Pizano (1994-1998), fue un hecho notorio aunque jamás se haya producido la condena al ex presidente, pero si a algunos de sus segundones; esta situación provocó el inicio de la catástrofe nacional que condujo al país a ser considerado como un estado fallido a finales del siglo XX. Hoy, los responsables de esa debacle han sido reivindicados políticamente gracias al oportunismo y la falta de ética que caracteriza la coalición de gobierno que rige actualmente, incluida la Fiscalía General y el poder judicial que han eludido investigar y sancionar realmente a dichos personajes por el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado y los crímenes de personajes como la Monita Retrechera conocedora de los secretos corruptos del régimen.

Al partido liberal se debe la desregularización de las relaciones laborales y la apertura económica que afectaron gravemente el empleo y la calidad de vida de los trabajadores, especialmente por las imposiciones del FMI en el gobierno de César Gaviria Trujillo a través de la Ley 50 y Ley 100 de 1993, en las que Álvaro Uribe actuó como Senador Ponente de las iniciativas gubernamentales, que fueron aprobadas por mayoría en el Congreso y luego legitimadas por la Corte Constitucional, pero que hoy perversamente se atribuyen, incluso por el mismo Gaviria, como responsabilidad única del ex presidente y hoy Senador de la república.

En la era Samper Pizano la situación laboral sufre un declive aún mayor, cuando en el afán de comprar apoyos a su inestable gobierno compromete al Estado y economía de manera irresponsable, generando expectativas que no pueden cumplirse y son fuente ulterior de inconformidad y descontento que desembocan en situaciones de violencia como las vividas en los paros indígenas y campesinos. De Samper Pizano puede decirse que es el sepulturero del movimiento sindical que atraído por los cantos de sirena se puso a su servicio político y generó descrédito de esta forma organizativa de los trabajadores.

Por los lados del partido conservador, desaparecida la casa Gómez, anodinos personajes asaltaron el partido renunciando a la vocación de poder y entregándolo al frenesí clientelista y politiquero; apoyan cualquier propuesta o política por dañina que sea para el país con tal de mantener la cuota burocrática. La última Convención pudo significar una rebelión y un cambio dentro del partido, pero hoy ese intento ha sido ahogado por los clientelistas con el apoyo del gobierno Santos y la manipulación de los organismos electorales.

Sin duda esto contribuye a que no exista una alternativa real que permita superar las deficiencias del sistema, especialmente la grave inequidad social y económica que afecta a la mayor parte de la población. Los partidos políticos dejaron de ser instrumentos de la expresión popular, de la vocería de los ciudadanos en el Congreso y en los demás organismos del poder público, situación que favorece los intereses de las narcoguerrillas y sus aliados políticos en el actual proceso que se desarrolla en La Habana con las Farc y eventualmente con el Eln en Quito; una sociedad dividida y sin identidad política es presa fácil de la izquierda ortodoxa, que siendo minoría termina imponiendo su visión de Estado como se puede apreciar en el curso de la historia de la humanidad durante el siglo XX.

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 8, 2015 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: